Para un poco (tercer premio)

28.01.2013 00:00

Mª Carmen Romero Garcinuño

La vida se pasa rápida entre trabajos y prisas, sin darnos cuenta siquiera,

cómo se pasan los días en ir de aquí para allá, sin pararnos a pensar qué

hacemos en esta vida, ni ver lo que nos rodea, ni disfrutar de las cosas que

merecen ser vividas.

 

Para un poco y Piensa

que no todo es trabajar que las cosas más pequeñas las podemos disfrutar si

paramos un momento para poder contemplar aquello que nos rodea y que

alrededor está.

 

Para un poco, y Mira,

la sonrisa de los niños el juego en los animales, las nubes en primavera, los

colores en otoño, y los pájaros que vuelan por encima de nosotros.

 

Para un poco, y Escucha,

el sonido de la lluvia el murmullo de las fuentes, el agua que corre en ríos, el

canto de algunas aves y la música agradable que nos relaja y anima.

 

Para un poco, y Atiende

a los niños que reclaman, siempre nuestra atención porque juguemos con

ellos y les demos comprensión, a los amigos cercanos que quizás estén

pidiendo animo, consejo, o favor. A los mayores que suelen padecer de

soledad, y solo con una sonrisa podemos hacer cambiar

una mirada muy triste por otra de bienestar.

 

Para un poco, y Disfruta,

de un paseo por el parque, de los árboles, y flores que casi nunca miramos,

de los niños que jugando envuelven con gran bullicio y alegría por doquier,

de los amigos que buscan mantener conversación, quizás para desahogarse

de alguna preocupación, del arte que nos rodea si buscamos lo apropiado en

alguna exposición.

 

Todo son pequeñas cosas de las que no disfrutamos por el estrés y las prisas

que casi todos llevamos pero que en si son la esencia de la vida en la que

estamos, todo esto nos perdemos teniéndolo a nuestro alcance, y que

pasamos sin ver, por no parar un instante para poder percibir, todo eso que

sin duda nos haría, más feliz

 

Volver