El tranvía

31.01.2013 10:48
Agustín Castillo Díaz

 

En mi viaje de la Asociación

a nuestro país vecino

recuerdo con emoción

el transporte por rail o vía

que no es otro que el tranvía.

 

Al verlo yo recordé

mis años de pubertad

cuando, con total impunidad,

las vías utilizábamos

y las chapas machacábamos.

 

Para evitar el precio

mancado en el billete

viajábamos en el estribo o el tope

porque no había para el "pote"

 

En rosario, en letanía

 sugerencias del tranvía;

 paralelepípedico

acelererado:

 mézclese y agítese

 tiempo y espacio.

 

En los carriles de la vía

se lava los pies el tranvía

 tejiendo su red trabaja

como un arácnido.

 

Equilibrista de alambre

 cabeza abajo

globo cautivo del cable

siempre tirando

 

Pidiendo va una avemaría

 la campanilla del tranvía

 trole al hombro;

¡buen soldado!

 

Ligero navio

De un solo palo. Pescador de caña

 En un río urbano.

 

En el telar del día

La lanzadera es el tranvía

 

Hoy no valdría para los apresurados

implacable al calor, rotundo al frío

patria de judíos y exiliados,

de esos que aquí llamamos  desesperados.

 

¡Oh mi Madrid! con tu ruido y humo negro

¡te falta de todo! No hay ni en tus tardes ni mañanas

humo de hogar ni ruido de campanas.

 

Hoy no puedo mi andante cambiar

para viajar con mi sombra y con mi abulia

del brazo de las dos me voy a la tertulia.

Volver